Novedades

En época de crisis: flexibilidad y productividad

En época de crisis, flexibilidad y productividad
Avatar del usuario
Escrito por Rubén Alonso

Si hay algo que nos han enseñado todos estos años de crisis es que las empresas con mayor flexibilidad y productividad son las que que mejor aguantan el tirón. ¿Y adivinas qué forma de trabajo permite eso? Exacto, el teletrabajo.

 

¿Pero qué se entiende por flexibilidad y productividad?

 

Flexibilidad

Es fácil pensar que esta flexibilidad se refiere sólo a cuestión de horarios, o caer en el error de referirse al eufemismo de la “flexibilidad laboral” como las facilidades de despido y contratación de clientes o empresas. Pero en verdad la flexibilidad de la que hablamos va mucho más allá que todo eso y es mucho más importante.

Debe entenderse por flexibilidad la capacidad para no atenerse a normas estrictas o dogmas que creemos inapelables. Éstas empresas que aguantan mejor las vacas flacas son las que entienden que existe una nueva forma de trabajar, las que se adaptan a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías.

Cuando se alcanza ese nivel de adaptación, entonces sí, será fácil establecer horarios flexibles que permitan conciliación de la vida laboral y familiar. Será más fácil que la empresa se adapte a las cargas de trabajo y a las necesidades de los trabajadores. Será más fácil hacer hincapié en los objetivos y no en las horas trabajadas para medir la productividad.

 

Productividad

Una vez más tenemos que elegir el enfoque correcto de la productividad tal y como la entienden las empresas que resisten a los malos tiempos. El cálculo es sencillo, se trata de medir la relación entre lo producido y los medios empleados. El problema siempre viene en no saber medir bien ni los recursos ni los resultados.

Así pues, el análisis es mucho más profundo. El aumento de la productividad viene de la mano de un estudio de las necesidades reales, de conocer bien los recursos para saber gestionarlos correctamente y de sacar lo mejor de todo eso para obtener resultados coherentes.

Y de nuevo, cuando se ha alcanzado ese análisis real de la productividad será cuando se tenga la facilidad y la capacidad de administrar las soluciones idóneas. Será cuando la empresa conozca mejor dónde se encuentra, hacia dónde quiere ir y qué debe hacer para llegar.

 

'No son las empresas más fuertes las que sobreviven, sino las que mejor se adaptan al cambio' Click Para Twittear

 

Sobre el autor

Avatar del usuario

Rubén Alonso

Bloguero, teletrabajador y apasionado de Internet. Me gusta investigar y descubrir las últimas tecnologías que nos ofrece la red, porque si Internet cambia el mundo, ¡yo no me lo quiero perder!
Rubén Alonso

2 comentarios

  • Totalmente de acuerdo, a demás es un tema que cada vez tiene más importancia.
    Tal y como yo lo veo, la flexibilidad y la productividad también va ligada a no ser una empresa grande, me refiero a que las empresas grandes tiene mucha burocracia, y esto cansa a los usuarios. En mi caso, se que he cogido trabajos compitiendo con empresas grandes, y me las han asignado por dar un trato más cercano, felicidades ha sido un buen resumen de como funcionan los nuevos tiempos en el trabajo.

    • Gracias Miguel!
      Efectivamente, como bien dices esa flexibilidad es la que en tu caso concreto te ha permitido competir con empresas grandes por clientes que han acabado eligiéndote a ti.
      Esa burocracia de la que hablas muchas veces es un lastre que en estos tiempos que corren puede ser incluso mortal para la empresa.
      Un saludo.

Deja un comentario